Vacuna Disentería Porcina

Home

VACUNA DISENTERÍA PORCINA

LA DISANTERÍA PORCINA ES UNA ENFERMEDAD DE IMPORTANCIA MUNDIAL QUE PRODUCE GRANDES PÉRDIDAS EN LA PRODUCCIÓN PORCINA

La disentería porcina es una enfermedad de importancia mundial que produce grandes pérdidas en la producción porcina. Hoy en día el tratamiento de la enfermedad pasa por el uso de antibióticos en una carrera contra el desarrollo de resistencias de las nuevas cepas emergentes. El difícil cultivo de Brachyspira hyodysenteriae, y la falta de ceparios con un número de aislamientos representativo, presentan una barrera contra el desarrollo de una vacuna universal, lo que hace difícil el control de una enfermedad altamente contagiosa, que acaba por infectar a la mayoría de animales de la granja y cuyo control implica cuantiosas pérdidas económicas.

Entre el 2000 y el 2012 el grupo de investigación de Brachyspira, ubicado en el departamento de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Veterinaria de León, ha investigado más de mil brotes de diarrea en granjas de cerdo, principalmente en España y Portugal, pero también en otros países europeos. La disentería porcina ha sido diagnosticada en un alto número de estos brotes, lo que ha posibilitado la vasta colección de aislados de campo de la que dispone el departamento. Las cepas de Brachyspira hyodysenteriae, fueron cedidas a Aquilón en propiedad en el momento de constitución de la empresa en marzo del 2012 para su uso en el desarrollo de una vacuna destinada a la mejora de esta importante enfermedad. Se dispone ya de un prototipo vacunal que ha sido patentado y ha demostrado eficacia en pruebas de infección controlada. El escalado industrial, uno de los puntos críticos del desarrollo, ha sido completado con éxito.

Actualmente se está confirmando su eficacia y seguridad en las primeras pruebas regulatorias que permitan presentar un producto licenciable a laboratorios interesados, antes de pasar a demostrar su eficacia en brotes de campo.
Con esta vacuna inactivada, cuya aproximación vacunal procede de años de éxitos con autovacunas, se pretende alcanzar una cobertura del 70 % de protección frente a cepas con un origen clonal idéntico o similar al de la cepa incluida en la fórmula.

Colaboradores:

      

Promovido por:

      

Colaboradores / Socios